Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Tenistas confinados están hartos en sus habitaciones y arremeten contra la organización del Australian Open

El portal 20Minutos afirma que la paciencia de los tenistas confinados en Melbourne antes de la disputa del Australian Open empieza a llegar a su límite. Este martes se confirmaron dos casos positivos por Covid-19 y 72 participantes en el campeonato siguen en confinamiento absoluto encerrados en sus habitaciones.

Ya son siete los positivos entre tenistas inscritos en el Open de Australia y, justo la situación está empezando a poner en entredicho la disputa del mismo, algunos deportistas aumentan el nivel de las críticas a la organización. El campeonato está previsto que empiece el próximo 8 de febrero, pero cada vez hay más gente que duda de que vaya a ser así.

“Es como estar en prisión, pero con wifi”, comentó el español Roberto Bautista. Unas palabras por las que posteriormente pidió disculpas, pero que no hicieron más que seguir calentando un ambiente ya bastante cargado. “Esta gente no tiene ni idea sobre tenis, es un desastre absoluto. El control de todo esto no lo tiene Tennis Australia, lo tiene el gobierno”.

Novak Djokovic ha sido uno de los más críticos con la organización del Open de Australia, llegando a pedir incluso que se rebajasen un poco los protocolos sanitarios, pero la organización siempre se ha mantenido inflexible. Las imágenes de jugadores entrenando en sus habitaciones de hotel no parar de saltar a las redes sociales.

Los jugadores no entienden que no se les avisase de estas medidas antes de viajar a Australia, hablan de semanas de trabajo tiradas a la basura por haber compartido avión con un caso positivo, de malestar físico por las limitaciones a la hora de entrenar en sus habitaciones… Un auténtico caos y un cúmulo de quejas a las que la organización parece hacer oídos sordos.

Fuente: 20MINUTOS.ES

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados