Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Mas

    ¿Recuerdas a Leopoldo Regnault? El actor que inició la televisión a color en el canal 8

    Leopoldo Regnault debutó como actor de teatro en 1971 con un desnudo explícito en el Ateneo de Caracas. La abertura que hizo de su cremallera maravilló a los asiduos al teatro y precedió su ingreso a la televisión de la mano de la escritora Delia Fiallo. Cuando apenas despuntaba en el oficio fue despedido de Venevision, pero tras aprender a dominar su ego obtuvo su mayor oportunidad. En 1979 protagonizó con Amanda Gutiérrez en el canal 8 la miniserie Ifigenia, considerada la pieza de transición de la televisión de blanco y negro al color. Así celebra su recorrido artístico para la serie #Legendarios...

    Leopoldo Regnault hizo historia el  13 de agosto de 1979 cuando, a las 7:00 de la noche, se vio la tez morena de su cara en las pantallas de Venezolana de Televisión. Aquel día, el gobierno de Luis Herrera Campins —presidente de Venezuela— había autorizado por vía de excepción y en calidad de prueba la trasmisión a color de programas culturalmente significativos. Ese privilegio fue otorgado a Ifigenia, una serie que contaba la vida de una joven venezolana educada con pensamientos parisinos que resultaron incómodos para la sociedad caraqueña.

    Fueron 22 capítulos escritos por Salvador Garmendia, Mariela Romero y Norberto Díaz Granados sobre el texto de la autora Teresa de la Parra. Regnault acompañaba como protagonista a la actriz Amanda Gutiérrez, de entonces 24 años de edad.

    El mismo gobierno había hecho uso de la nueva tecnología en marzo de aquel año cuando en el traspaso de poder presidencial, el saliente Carlos Andrés Pérez aparecía en blanco y negro y luego, una vez colocada la banda al sucesor, las pantallas se llenaban de colores con la presencia de Herrera Campins. María Luisa Herrera, hija mayor del mandatario, lo trajo al presente cuando le solicitamos sus recuerdos sobre los avances técnicos de la época.

    Regnault, por su parte, dice que tuvo cuatro motivos para celebrar el acontecimiento cromático. Se trataba de un hito en la televisión de Venezuela; días antes había cumplido 31 años de edad, conquistaba un empleo después de su expulsión de Venevision y trabajaba con Amanda Gutiérrez, a quien consideraba la mujer “más hermosa” de la televisión, junto con Pierina España. No  podía estar más eufórico.

    El personaje de Gabriel Olmedo me llegó porque al director José Antonio Ferrara, que también venía de Venevision, se le presentó la oportunidad de hacer Ifigenia y el canal 8 comenzó a buscar a un actor. Recibí una llamada, me citaron y días después fui informado de mi primer protagónico. Yo no lo creía. No me saqué un clavo sino 500 mil clavos. Debo aceptar que lo que yo viví en Venevision fue una inmadurez de mi parte porque no hay papel pequeño, solo hay actores pequeños”.

    De Ifigenia rescata, además, su amistad con el ahora fallecido Orángel Delfín. “Me enseñó a actuar. Él veía que yo estaba flojo en una escena y me decía cómo hacerla. Orángel Delfín era un hermoso ser humano (…) Yo no me sentía un actor flojo pero había escenas que yo no tenía la experiencia para manejarlas”.

    A 40 años de su protagónico tecnicolor, el actor, dedicado a la actividad de bienes raíces, nos recibe en el Centro Empresarial Lomas del Sol, en un inmueble a medio andar que acondiciona para la venta.  “Ponte cómodo donde puedas”, se ríe ante la casi imposibilidad…

    Su nominación al premio ACE de Nueva York

    Luego de Ifigenia, Venezolana de Televisión produjo La sultana, una telenovela escrita por Mariela Romero y concebida para Amanda Gutiérrez pero no para Leopoldo Regnault.

    Originalmente estaba Daniel Luego y otro actor, también puertorriqueño, que no llegó a un acuerdo económico y por eso vuelven a llamarme. Sentí que era una oportunidad distinta a Ifigenia, porque era un personaje militar, recio, de la época de Juan Vicente Gómez y me interesaba hacerlo”.

    En la serie —grabada en 1980, año cuando se oficializa el color— Regnault dice haberse sentido un actor más sólido. “El papel era más difícil, controversial, casi un esbirro; en cambio, Gabriel Olmedo era un romántico”.

    La personificación le valió una nominación al premio ACE de Nueva York, en una contienda con el paraguayo Arnaldo André y Frank Moro, siendo este mexicano el ganador.

    Leopoldo Regnault reaparece en La dueña

    Aparentemente cesante, las circunstancias volvieron a favorecerlo. Dice que José Ignacio Cabrujas necesitaba un personaje “que sacara a La dueña del manicomio y  el canal 8 no tenía a un actor disponible”.

    La productora de La dueña, Valentina Párraga, fue quien me llamó para informarme de la propuesta y aclararme que se trataba de un papel de cinco capítulos. No solo acepté encantado y agradecido sino que le puse el alma a esa participación. José Ignacio Cabrujas me tuvo hasta el final y así me disputé a La dueña con Daniel Alvarado”.

    Para la misma VTV, Regnault grabó Orgullo y prejuicio, con Alejandra Pinedo;  Los habitantes, con Mary Soliani, María Gracia Bianchi y Blanquita Faillace; Los pobres también ríen, también con Blanquita Faillace.

    Algunos actores consideraban que irse al canal 8 significaba un retroceso, pero en el canal del Estado, al menos en aquella época, se hicieron productos con dignidad, ética y compromiso con el país. Es verdad que no era la gran productora que sí eran Venevision y RCTV pero se grabaron telenovelas magníficas. Yo me siento orgulloso de mi etapa en aquel canal 8 que elevaba el nivel cultural del venezolano”.

    Leopoldo Regnault debuta con un desnudo teatral

    Un día antes del estreno de la obra Tu país está feliz, el director de teatro Carlos Giménez preguntó a los jóvenes actores si les importaría desnudarse ante el público del Ateneo de Caracas. Cuentan que la reacción a la solicitud dividió la respuesta entre los reservados y los entusiastas de aquella extravagancia de la compañía Rajatabla. Un desconocido Leopoldo Regnault, de entonces 22 años de edad, encabezó el grupo de los desinhibidos.

    A la hora de subir el telón y casi al final de la puesta escénica, todos —púdicos e impúdicos— aparecieron como Dios los trajo al mundo. Ese día, 28 de febrero de 1971, debutó en el mundo de la interpretación y se oficializó la fecha de creación del grupo teatral.

    Fue Carlos Regnault, uno de los seis hermanos de Leopoldo, quien le informó de una escuela de teatro en el Ateneo de Caracas que invitaba a una audición para jóvenes sin experiencia. Se exigía asistir con un poema memorizado.

    Yo me aprendí  La tumba de Keats, un poema de Oscar Wilde, y me armé de valor. Al terminar la audición me sentí desilusionado porque pensaba que lo había hecho mal. Yo estaba lleno de temores y al día siguiente, cuando me informaron que había sido aceptado, supe que podía ser un actor de mi país”.

    Al desnudarse en Tu país está feliz, Leopoldo Regnault se deshizo de la timidez que cubría su naturaleza. No era para menos. La ovación del público a la propuesta teatral había insuflado su orgullo artístico y repotenciado su engreimiento masculino.

    Lea también  Meme de Bernie Sanders se convirtió en camiseta que reventó las ventas

    Eso fue quitarnos nosotros la ropa y el teatro se llenó de toda clase de personas. Imagínate, todos jóvenes veinteañeros”, dice con una risa que lo acompaña durante el encuentro: “Me acuerdo que una Miss Venezuela salió espantada porque aquel espectáculo le parecía horrible,  pero yo escuché cuando mi mamá dijo desde el asiento con enorme satisfacción:`¡Qué bello está mi hijo, tenía tanto tiempo sin verlo así!´”.

    La obra —escrita por el brasileño Antonio Miranda, sobre un país que vive concentrado en su prosperidad y de espaldas a las angustias del mundo— tuvo tanta repercusión que las cuatro funciones anunciadas se convirtieron en tres años de presentaciones.

    Sentí una satisfacción inmensa diciéndole a la gente que yo estaba ahí sin nada de ropa pero vestido de sueños, de voluntad, de disciplina. Lo volvería a hacer con mucho gusto si se tratara de algo importante”.

    Leopoldo Regnault: “Le debo mi carrera de televisión a Delia Fiallo”

    Delia Fiallo atravesaba casi todos los días la avenida Le Jeune Road con rumbo al aeropuerto de Miami para hacer entrega al gerente de Viasa de los guiones que grababan los actores venezolanos.

    Lea también  Con las manos en la masa, Vicente Fernández es criticado por esta indecente razón (Video)

    Era una de las maneras rápidas de enviar correspondencia en un tiempo sin los avances técnicos de los correos electrónicos. En una de esas oportunidades, el ejecutivo de la aerolínea venezolana  —José Ángel Regnault— mencionó a la escritora que su hermano era actor.

    Para aquella época, Fiallo escribía con éxito rotundo Una muchacha llamada Milagros y la guionista —ser humano agradecido— pidió una fotografía del hermanito Regnault para analizar una posible participación en el seriado que protagonizaban José Bardina y Rebeca González.

    No pasó una semana cuando Grazio D´Angelo, el director de la telenovela, llamó a la casa de los Regnault y pidió hablar con Leopoldo, el benjamín de la familia. “Me dijo `Delia Fiallo te escribió un personaje, pasa mañana por Venevision para que comiences las grabaciones´”.

    “¡Imagínate, grabaré en televisión!”, pensó desde la sala de su hogar de Casalta apenas cerrada la conversación. Acudió a la cita y fue informado de su rol, un peón llamado Dámaso que trabajaría a las órdenes de Omar Contreras, un personaje que también llamaban El puma y que desarrollaba el actor José Luis Rodríguez en su naciente alter ego.

    Cuando entré al estudio, observé que todos eran unos veteranos y hablaban sin importarle mucho el libreto; llegaban, lo miraban y lo soltaban, pero yo con apenas unas líneas lo leía no sé cuántas veces de arriba abajo. Era lo que se hacía en el teatro. Yo estaba chorreado”.

    En esa primera grabación, Leopoldo olvidó el parlamento y perdió el control escénico. “El Puma se me acercó y me dijo: `Hoy no tuviste un buen día pero eso le pasa a los mejores toreros. Tú eres un protagonista. Nunca lo olvides”.

    Todos en el canal ejercieron paciencia pero eso no impedía que Regnault se sintiera como el nuevo de la clase. “Era demasiada responsabilidad porque entré a grabar cuando ya la telenovela era un éxito en el aire y con un personaje que me había hecho la maestra Delia Fiallo para que yo arrancara en la televisión. Lo agradezco siempre”.

    Yo me equivoqué mucho en mis comienzos, en plena grabación no sabía que un actor esperaba por mí para su continuidad en el parlamento. Aquello que yo hacía era muy vergonzoso. Fue increíble cuando descubrí el apuntador, que luego lo manejé como me dio la gana. Me pagaban como actor a destajo, pero tengo que decirte que mi carrera en la televisión se la debo a Delia Fiallo, que se las ingeniaba para justificar mi presencia en pantalla aunque fuera para abrirle la puerta a El Puma y ya con eso me garantizaba mi siguiente pago. Delia Fiallo es una belleza de persona”.

    Leopoldo Regnault es botado por el director Daniel Farías

    Después de su experiencia en Una muchacha llamada Milagros, Leopoldo Regnault continuó sus participaciones en Venevision. Se incorporó a La zulianita y posteriormente a Rafaela, ahí tuvo vínculos amorosos con Belén, el personaje de Caridad Canelón. Codeado con tantas celebridades nacionales se dejó encandilar por el espejismo de la fama que apenas construía.

    Se me subieron los humos a la cabeza. Ya yo no estaba para papelitos, así mismo se los dije”, recuerda al sonido de su propia carcajada. Y cuando me encontré de frente al director Daniel Farías, mi vida en el canal llegó a su fin. `Estás botado, te vas´. Decirle que no a Daniel Farías fue un momento de flaqueza con mi ego. Hoy haría hasta una participación sin hablar”.

    Leopoldo Regnault: “La Venezuela de hoy volvió a ser blanco y negro”

    Leopoldo Alfonso Regnault Fermín, nacido en la clínica Razetti de Caracas el 2 de agosto de 1948, descubrió su vocación artística en las escaleras del primer piso del bloque 15 de Casalta, en la urbanización Francisco de Miranda, donde vivía.

    Actor fundador del grupo Rajatabla, complementó su formación con los tres años exigidos en la escuela Juana Sujo. Fue su padre, el carupanero Francisco Regnault, quien lo indujo al camino del arte al poner en sus manos los libros de William Shakespeare y otro llamado El tesoro de la juventud que contenía los clásicos de la literatura. “Se los pagaba a cuotas a un árabe y yo los recitaba en los pasillos de mi urbanización”.

    Luego, inquieto por la escena, acudía como público a ver los montajes presentados por El Nuevo Grupo, en Las palmas. “Me deslumbraba con las actuaciones de Luis Abreu, Eduardo Serrano y el mismo José Ignacio Cabrujas”.

    Ser actor ha valido la pena. Yo estoy en el mundo de bienes raíces desde que cerraron RCTV que ha sido de mis experiencias de vida más angustiosas. Un actor no puede vivir sin el escenario. Yo cuando vendo un apartamento me siento un actor vendedor estrella (Se ríe). Así sobrellevo mi oficio”.

    En RCTV grabó la miniserie Es por amor, con el grupo Menudo, los largometrajes para televisión, El ángel limpiabotas y Pozos sin fondo. Participó en las telenovelas El desprecio, Mujer secreta, Carissima, La invasora, Ser bonita no basta, A calzón quitao y Mi prima Ciela.

    Solo espero que seamos la Venezuela de prosperidad, de la cultura, de la educación y del perdón que todos necesitamos. Yo sigo en Venezuela, salgo del país a ver a mis dos hijas —Alma Gabriela Regnault Pulido y Renata Andrea Regnault Romero—  que no están acá. Aquí estoy con mi esposa Rocío, la mujer de mi vida, en una Venezuela que perdió el color y volvió a ser en blanco y negro, pero un blanco y negro extraño, porque hay blanco y negros hermosos, pero este es muy gris, muy difuso”.

     

     

    VALORA ESTE ARTICULO
    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
    ( 3 votos, promedio: 5,00 de 5 )
    Cargando...
    - Publicidad-

    LO QUE ES TENDENCIA

    Denuncian que cobran hasta $10 por puesto en jornada de cedulación a menores

    Upata Digital reseña que en medio de denuncias inició este 25 de enero la jornada de cedulación para niños de 9 años en adelante...

    México autoriza a sector privado y a estados a comprar vacuna contra el COVID-19

    La agencia EFE reseña que el Gobierno de México autorizó este lunes que los gobiernos estatales y el sector privado puedan comprar por su...

    Esta es Janet Yellen, la nueva secretaria del Tesoro de EEUU (perfil)

    20Minutos reseña que la primera mujer al frente de la Reserva Federal (Fed) se convirtió este lunes también en la primera secretaria del Tesoro:...

    GN abatió a presunto implicado en atentado contra el concejal de José Rafael Revenga en Aragua

    El portal El Siglo informa que, en horas de la madrugada de este lunes, funcionarios de la Guardia Nacional (GN), en la continuación de...

    Debe avisar a la Policía 24 horas antes de tener sexo: La sentencia de un tribunal contra sospechoso de violación

    El portal RT informa que ha sido acusado desde el 2005 por siete mujeres diferentes, incluida una adolescente de 14 años, de violación, agresión...
    - Publicidad-

    Artículos Relacionados

    Entérate con que cantante "tortura" el hijo de Karina a su madre

    EL portal La Sopa informa que para nadie es un secreto que la cantante venezolana Karina no tiene muy buenas opiniones sobre la música...

    “Harry Potter” llegará a la pantalla chica, HBO Max planea una serie

    HBO Max está preparando una serie sobre el universo de fantasía de “Harry Potter” que sería la primera incursión televisiva de la célebre saga...

    Esta es la actriz de Netflix que fue violada por un famoso actor

    Relatos sobre violación y abusos en la industria del entretenimiento no parecen tener fin. Esta vez la actriz de Netflix, Eréndira Ibarra, reveló cómo...

    Los cuentos infantiles se reinventan con la historia "Juan y Papá Ballena"

    Juan Soto, creador de la historia “Juan y Papá Ballena”, ha hecho que los cuentos infantiles que inspiran a familias, sean en formato digital....