Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

«La noticia que no fue escrita»: aseguran que Nixon fue un demente y golpeaba a su esposa

Tom Wicker, el magnífico reportero, redactor y columnista del Times, acercó una silla a mi escritorio de aquella ruidosa sala de redacción y me preguntó si podía dedicarle un minuto. Yo le dije que por supuesto. Se acercó más a mí y me dijo que la noticia sobre la manera de expresarse de Nixon, así como los desmentidos desproporcionados de la Casa Blanca y los ataques al periódico y a mi persona decían mucho del estado mental irracional de Nixon y le habían hecho recordar una noticia que no llegó a escribir, reseñó el diario español El País en un trabajo donde el periodista Seymour Hersh admite en sus memorias que erró al no exponer las palizas del presidente Nixon a su mujer.

A él lo habían nombrado director de la delegación de Washing­ton en 1964 mientras, además, cubría la información de la Casa Blanca. En un determinado momento, a finales de 1965, cuando la guerra de Vietnam estaba, ya entonces, estancada, presentó para su publicación un artículo con un análisis duro sobre la guerra y sus peligros un día o dos antes de que sus colegas del grupo de periodistas de la Casa Blanca y él se desplazaran en avión al rancho de Johnson para pasar un largo fin de semana con el presidente.

A media mañana del sábado se dio una rutinaria rueda de prensa y a los periodistas se les informó de que ese día no había actos oficiales programados para Johnson. En un momento dado, este, conduciendo un Lincoln descapotable blanco, como hacía a menudo, se acercó al corrillo de periodistas a toda velocidad, frenó en seco, abrió la puerta del copiloto (todas las miradas estaban clavadas en él), gritó: “¡Wicker!” y le hizo una seña para que se montara. Tom subió al coche y los dos se alejaron por una carretera polvorienta. Ninguno de los dos decía nada. Al cabo de un rato, Johnson frenó de nuevo y se detuvo junto a unos árboles. Dejó el motor al ralentí, se bajó, dio unos pasos hacia los árboles, se detuvo, se bajó los pantalones y defecó allí mismo, a plena vista. El presidente se limpió con unas hojas, se subió los pantalones, se montó en el coche, dio media vuelta y regresó a toda velocidad junto al corro de periodistas. Una vez allí, tras otro brusco frenazo, Tom se bajó del coche. Todo ello tuvo lugar sin que mediara una sola palabra.

Yo no me acuerdo de las palabras exactas que pronunció Tom, claro está, pero sí recuerdo algunas de ellas y recuerdo su dolor. Johnson le estaba transmitiendo un mensaje muy evidente sobre lo que pensaba de su análisis periodístico. Pero lo que había hecho era algo demencial, lo mismo que el uso del lenguaje de Nixon y su insistencia, a través de terceros, de que las cosas que había dicho eran expresiones “cariñosas”

“Yo supe entonces —me dijo Tom— que aquel hijo de puta no iba a poner fin nunca a la guerra”. Y añadió que en aquel momento creyó, y que seguía creyendo, que debería haber encontrado la manera de escribir sobre lo que había ocurrido y sobre lo que significaba en relación con la ciega insistencia de Johnson en que él tenía razón y que los que discrepaban de él se equivocaban, literalmente, hasta la mierda. La guerra de Vietnam seguiría y seguiría.

Yo viviría mi propio momento Wicker, pero sin las lamentaciones, después de que Nixon abandonara la Casa Blanca con deshonra el 9 de agosto de 1974 para regresar a su residencia de San Clemente, California, en primera línea de mar. Unas semanas después me llamó alguien relacionado con un hospital cercano en California y me dijo que la esposa de Nixon, Pat, había sido atendida en urgencias pocos días después de la salida del presidente de Washington, contó Seymour.

Según contó a los médicos, su marido la había golpeado. Puedo decir que la persona que me hablaba manejaba una información muy precisa sobre el alcance de las lesiones y sobre la indignación del facultativo de guardia que la trató. Yo no tenía ni idea de qué hacer con aquella información, si es que debía hacer algo, pero me mantuve fiel a la vieja máxima del City News Bureau: “Si tu madre te dice que te quiere, contrástalo”. Yo, a mediados de 1974, ya había llegado a conocer bastante bien a John Ehrlich­man, así que le llamé y le expliqué, facilitándole más datos de los que incluyo aquí, lo que le había ocurrido a Pat Nixon en San Clemente. Ehrlichman me asombró respondiéndome que tenía conocimiento de dos incidentes previos en los que Nixon había agredido a su mujer. La primera vez fue 10 días después de perder las elecciones a gobernador de California en 1962, momento en que declaró amargamente ante la prensa que aquella era su última contienda electoral y que “Nixon ya no se dejaría apalear más”. Una segunda agresión tuvo lugar durante los años de Nixon en la Casa Blanca.

Según contó a los médicos, su marido la había golpeado. Puedo decir que la persona que me hablaba manejaba una información muy precisa sobre el alcance de las lesiones y sobre la indignación del facultativo de guardia que la trató. Yo no tenía ni idea de qué hacer con aquella información, si es que debía hacer algo, pero me mantuve fiel a la vieja máxima del City News Bureau: “Si tu madre te dice que te quiere, contrástalo”. Yo, a mediados de 1974, ya había llegado a conocer bastante bien a John Ehrlich­man, así que le llamé y le expliqué, facilitándole más datos de los que incluyo aquí, lo que le había ocurrido a Pat Nixon en San Clemente. Ehrlichman me asombró respondiéndome que tenía conocimiento de dos incidentes previos en los que Nixon había agredido a su mujer. La primera vez fue 10 días después de perder las elecciones a gobernador de California en 1962, momento en que declaró amargamente ante la prensa que aquella era su última contienda electoral y que “Nixon ya no se dejaría apalear más”. Una segunda agresión tuvo lugar durante los años de Nixon en la Casa Blanca.

Si quiere conocer más acerca de este trabajo, ingrese a El País.

VALORA ESTE ARTICULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
( 0 votos, promedio: 0,00 de 5 )
Cargando...
- Publicidad-

LO QUE ES TENDENCIA

Desesperante: Durante una hora intentan salvarle la vida a un bebé que sufre accidente en su cuna

Con información de 20 Minutos, la ciudad de Río de Janeiro ha vivido un triste episodio esta semana. Ha sucedido en el barrio de...

¿Por qué fueron detenidos el expresidente del FC Barcelona y otros exdirectivos del club?

El jefe de los servicios jurídicos del FC Barcelona, Roman Gómez Ponti, también ha sido detenido este lunes por los Mossos d'Esquadra, junto con...

Cuarta vacuna anticovid de Rusia promete más de13 años de protección, estos son los detalles

Diario El Mercurio reseñó que la Agencia Federal Médico-Biológica de Rusia (FMBA, en ruso) iniciará en julio las pruebas clínicas de una nueva vacuna...

Fuerte y doloroso: Niño lucha contra extraña enfermedad relacionada al Covid-19 y lleva 4 amputaciones

Así lo reseñó El Clarín, un niño de 10 años en Michigan, Estados Unidos, se sometió a cuatro amputaciones de manos y piernas después...

La nueva predicción de Bill Gates acerca de los viajes a nivel mundial

Así lo reseñó 20 Minutos, las predicciones de Bill Gates, el famoso empresario conocido por cofundar Microsoft, siempre son tomadas muy en serio, sobre...
- Publicidad-

Artículos Relacionados

«No volveré a Argentina»: el papa Francisco imagina su muerte y se sincera

En una entrevista para el libro 'La salud de los Papas' de Nelson Castro, el sumo pontífice habló sobre lo que piensa de la...

España convocó al representante del Gobierno chavista en Madrid ¿Para qué?

El Gobierno español convocó este lunes al encargado de negocios del gobierno de la revolución chavista en Madrid, Mauricio Rodríguez Gelferstein, para trasladar la...

Cuarta vacuna anticovid de Rusia promete más de13 años de protección, estos son los detalles

Diario El Mercurio reseñó que la Agencia Federal Médico-Biológica de Rusia (FMBA, en ruso) iniciará en julio las pruebas clínicas de una nueva vacuna...

Fuerte y doloroso: Niño lucha contra extraña enfermedad relacionada al Covid-19 y lleva 4 amputaciones

Así lo reseñó El Clarín, un niño de 10 años en Michigan, Estados Unidos, se sometió a cuatro amputaciones de manos y piernas después...