Arabia Saudí anota un déficit presupuestario de casi 11.000 millones dólares

Arabia Saudí anota un déficit presupuestario de casi 11.000 millones dólares
Foto: Archivo

Arabia Saudí ha registrado un déficit presupuestario de 10.870 millones de dólares hasta el tercer trimestre de 2020, así como una caída del 30 % de los ingresos de petróleo en relación al mismo periodo del año anterior, según un informe del Ministerio de Finanzas saudí.

El déficit presupuestario del reino del golfo Pérsico ha ascendido en este tercer trimestre a 40.768 millones de riales saudíes (unos 10.870 millones de dólares), a pesar de que ha caído en casi un 60 % al del segundo trimestre del 2020.

Asimismo, los ingresos del país fueron de 215.577 millones de riales (57.480 millones de dólares) hasta el tercer trimestre del año, mientras que los gastos aumentaron a 256.345 millones de riales (68.350 millones de dólares).

Los ingresos generados de las actividades petroleras alcanzaron los 92.582 millones de riales (24.690 millones de dólares) en el tercer trimestre de 2020, lo que representa una caída anual de casi el 30 % en comparación con los 35.158 millones de dólares en el tercer trimestre de 2019.

Así, los ingresos de las actividades no petroleras ascendieron a 32.800 millones de dólares, en comparación con los 20.095 millones de dólares del tercer trimestre del año anterior, es decir, un salto del 63 %.

Este aumento de los ingresos de los sectores no relacionados con el petroleo se debe, en parte, a una subida del 300 % de impuestos como el IVA, aplicada dentro de un paquete de medidas de austeridad para mitigar el impacto del coronavirus en la economía saudí.

De acuerdo con el informe, la deuda pública también ha aumentado en este periodo a 226 millones de dólares, en comparación a los 180,7 millones de dólares registrados en el tercer trimestre de 2019.

El pasado 1 de octubre, el Ministerio de Finanzas estimó que Arabia Saudí espera cerrar el año fiscal 2020 con un déficit en su presupuesto del 12 % del producto interior bruto (PIB), mientras estima que la caída en 2021 sea de un 5,1 %.

La economía saudí, muy dependiente del petróleo, se ha visto severamente sacudida por la pandemia y las autoridades no han podido mitigar los efectos de la crisis a pesar de que en los últimos meses han presentado paquetes de medidas de austeridad, recortes en gastos y una subida de impuestos.

EFE