Expertos advirtieron problemas económicos en Ecuador tras acuerdo con el FMI

Ecuador acuerdo FMI
Referencial / Cortesía Reuters

Expertos en economía de Ecuador debatieron este miércoles sobre los posibles impactos económicos que generaría el acuerdo crediticio por 4.200 millones de dólares que el Gobierno alcanzó recientemente con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y cuya implementación podría suponer duros ajustes con efectos sociales.

En un foro organizado en Quito por el denominado Fondo de Cultura Económica, Wilma Salgado advirtió de un impacto de las medidas sugeridas por el FMI contra la clase media y los sectores populares, reseñó EFE.

Salgado criticó la gestión económica del Gobierno y calificó como una ironía que el monto del crédito con el FMI sea similar al volumen de perdón de deudas tributarias que el Servicio de Rentas Internas (la agencia de recaudación del Estado) generó el año pasado en beneficio de grandes empresas nacionales y extranjeras.

Además, dijo que las políticas aplicadas por el Gobierno del presidente Lenín Moreno sugieren un estancamiento económico durante este año, algo que, según dijo, también lo ha corroborado el propio FMI.

De su lado, el analista Pablo Dávalos advirtió de un escenario negativo para la economía nacional, incluso con un impacto que podría generar algún riesgo a la dolarización, sistema monetario adoptado por el país en el año 2000.

Dávalos habló sobre políticas sugeridas en el pacto con el FMI que alentarían la precarización laboral de las mujeres, así como la aplicación de un mayor peso de tributos indirectos para sostener las finanzas públicas.

También observó el aumento del endeudamiento externo con los multilaterales y una tendencia a la eliminación de préstamos bilaterales, especialmente con China.

El economista de izquierdas Andrés Arauz insinuó de posibles «manipulaciones contables» incluidas en la Carta de intención»que el Gobierno suscribió con el FMI y descartó que el endeudamiento con el organismo multilateral sea «barato», como afirmó el Ejecutivo.

Arauz dijo temer que el acuerdo con el Fondo genere una masiva salida de capitales del país al exterior y que ello obligue al Gobierno a aumentar la deuda exterior, como ya lo ha hecho en los últimos meses con la emisión de bonos del Estado.

Por su parte, el académico Pedro Páez llamó a la ciudadanía a oponerse activamente al acuerdo con el FMI, como una de las alternativas para evitar que el impacto recaiga en la clase media y en los pobres.

Páez hizo un llamamiento a los sindicatos y a las organizaciones sociales para movilizarse en las calles, pues advirtió de que el acuerdo supondrá la aplicación de duros ajustes en materia laboral, que podría perjudicar la estabilidad de los trabajadores.