Lo arrestaron por administrar «fármacos letales» a pacientes con COVID-19 para «liberar camas»

El director general del servicio de urgencias del hospital de Montichiari, en la región italiana de Lombardía, fue arrestado bajo la acusación de haber asesinado a dos pacientes con COVID-19 el pasado mes de marzo, cuando el elevado número de contagios colapsó los centros médicos del país, informaron este lunes medios locales.

De acuerdo a la Fiscalía de este país, Carlo Mosca, de 47 años, al parecer administró intencionadamente dosis mortales de fármacos con efecto bloqueador neuromuscular a varios contagiados con COVID-19, poco después de su ingreso al hospital y luego no realizó la requerida maniobra de intubación, lo que provocó un acelerado deterioro de su estado conllevando a la muerte de los pacientes.

Entre las posibles víctimas del médico se encuentran dos residentes del municipio de Brescia: Natale Bassi, de 61 años, y Angelo Paletti, de 80. Adicionalmente, autoridades de Italia están investigando otros tres fallecimientos presumiblemente «anormales».

En información publicada por el portal web RT, indican que en la orden de detención la jueza Angela Corvi sostuvo que Mosca tuvo «plena conciencia» y «voluntad de matar».

Asimismo, Corvi señaló que el motivo del médico sería atribuible a su deseo de «liberar no solo las camas», sino también «los recursos humanos, físicos y emocionales de los médicos, las enfermeras y los operadores de la sala de emergencias».

Carlo Mosca fue acusado de doble homicidio voluntario agravado y de falsificación en acto público. Fue suspendido de su cargo y en estos momentos se encuentra bajo arresto domiciliario a la espera de una audiencia judicial.

Por su parte, el galeno negó cada una de las acusaciones, calificándolas como «alegatos infundados», y agregó que nunca habría administrado esos medicamentos y no quiso quitar la vida a los pacientes, sino salvarles.