Antonio Marval fue electo como nuevo presidente del TSJ en el exilio (detalles)

nuevo presidente del TSJ
Foto relacionada

Antonio Marval se elevó este jueves como el nuevo presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio y de la Sala Político Administrativa del organismo. Esto luego de unas elecciones celebradas este jueves.

Asimismo, se conoció que la Junta Directiva quedó conformada por Pedro José Troconis Da Silva como el primer vicepresidente del TSJ en el exilio y presidente de la Sala de Casación Penal; Domingo Javier Salgado Rodríguez, segundo vicepresidente y presidente de la Sala Electoral.

También Cioly Zambrano Alvarez, directora y presidenta de la Sala Constitucional; Ruben Carrillo Romero, director y presidente de la Sala de Casación Social; y Luis María Ramos Reyes, director y presidente de la Sala de Casación Civil.

La unidad, es la consigna de la nueva junta directiva del TSJ legítimo, que deja a un lado las dudas de alguna división.

Nuevo presidente del TSJ en el exilio

El TSJ en el exilio se juramentó el 21 de julio de 2017 con 33 magistrados durante la crisis institucional de Venezuela y las protestas del mismo año. Esto se realizó por la Asamblea Nacional (AN) como reemplazo de los nombrados en 2015.

Igualmente, los magistrados se encuentran residiendo en cuatro países: Panamá, Chile, Colombia y Estados Unidos, y se reúnen cada semana a través de Internet. Además, las diferentes salas trabajan a diario en las solicitudes que reciben a través del correo electrónico y de su página web.

Además, la Organización de Estados Americanos, el Parlamento Europeo y la Federación Interamericana de Abogados reconocieron la legitimidad del tribunal; mientras que tanto el Gobierno nacional como el TSJ del régimen desconocen el nombramiento.

En ese sentido, el Ministerio Público (MP) solicitó formalmente anular el nombramiento alegando que dicho proceso estuvo viciado.​ Pese que todas las etapas contempladas en la Constitución y en la Ley Orgánica del TSJ se realizaron, el Consejo Moral Republicano de Venezuela rechazó realizar la preselección alegando que dicho proceso era extemporáneo.