Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Este es Rafael Ramírez, el hombre devorado por la misma "revolución" que ayudó a construir

La intención de "ponerle los ganchos" al expresidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, y solicitar su extradición tiene sus buenos años andando.

Cuando aún no se enfriaba la silla que le correspondía en la ONU como embajador de Venezuela, el fiscal general, Tarek William Saab, decía en una rueda de prensa, en diciembre de 2017, que el gobierno chavista le abriría una investigación por presuntos delitos de corrupción durante su largo paso como “zar” de la industria petrolera en medio del mayor "boom" petrolero de la historia.

"Hemos decidido abrir una investigación penal (…) al ciudadano Rafael Ramírez (…) porque en uno de los documentos que hemos encontrado el ciudadano Diego Salazar lo señala directamente, lo incrimina directamente como su socio directo en operaciones de intermediación de compra venta de petróleo", dijo Saab en la comparecencia citada.

Con el paso de los años a Ramírez se le ha vinculado con más hechos de corrupción en los que presuntamente estaría involucrado, a partir de más de centenar de denuncias que se han documentado en medios de comunicación, pero que hasta ahora no han conducido a una acusación penal consistente, ni formal.

Con el fallecimiento del presidente Hugo Chávez, en marzo de 2013, se abrió una pugna entre grupos de poder alrededor del sucesor designado, Nicolás Maduro, quien tuvo como prioridad -según ha confesado Ramírez en su página web- quitarle el control de la industria petrolera.

Y es que la figura de Rafael Ramírez, mano derecha del difunto Hugo Chávez, como él mismo se autocalifica, logró aglutinar un poder que nunca antes ostentó otro funcionario en el país.

Los cargos que le dieron la fama de “zar” del petróleo, fueron numerosos. Fue además de presidente de Pdvsa, ministro de Energía, vicepresidente del Área Económica, y responsable de la Misión Vivienda Venezuela. Actuó como responsable del proyecto del Arco Minero.

También fue un poderoso vicepresidente del Psuv, y luego fue enviado a Nueva York, como movimiento táctico del madurismo en un delicado momento de transición, en la condición de embajador de Venezuela ante la ONU, luego de un fugaz paso por la Cancillería.

Ramírez fue un cuadro técnico en la industria petrolera, donde comenzó a destacar como presidente del Ente Nacional de Gas (Enagas), pero con una tradicional militancia de izquierda nacida en su propia familia.

Tras la brutal crisis económica y de la industria petrolera venezolana, Ramírez es señalado como el responsable de haber destruido las finanzas del país, por parte del gobierno revolucionario de Nicolás Maduro.

Según el madurismo, Rafael Ramírez es el artífice de la brutal pérdida de capacidad productiva de Pdvsa y de la ruina de la industria petrolera en general. A decir de Maduro, Ramírez dio al trate con el 95% de los ingresos del país, que solo se consiguen con la palanca del petróleo. Y más en estos tiempos en los que el sector productivo nacional está en la pendiente.

Hoy Ramírez se encuentra exiliado del país e intenta mantenerse como un referente para “el verdadero chavismo”, ya que, en su opinión, Maduro ha abandonado el pensamiento originario del fallecido presidente Chávez.

Para el gobierno es uno de los principales objetivos, porque se le acusa de ser el responsable absoluto por los problemas críticos que afectan hoy a la industria petrolera.

 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados