Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

HAMPA NO ACATA CUARENTENA - Delincuentes desvalijan instituciones educativas en Mérida

Delincuentes en el estado Mérida han desvalijado varias instituciones educativas y escuelas de artes y oficios. Según denunciaron habitantes del municipio Campo Elías, se desató una ola de hurtos durante la cuarentena ante la deficiencia del trabajo policial.

La Escuela de Artes y Oficios Canónigo Uzcátegui fue visitada por los antisociales. Ingresaron al salón de peluquería y cocina y se llevaron objetos de valor, necesarios para la capacitación de quienes allí se forman. Esto según lo informado por Marta Alarcón, directora de los Centros de Capacitación de Artes y Oficios en Campo Elías.

Igualmente, Alarcón señaló que en la Escuela Juan XXIII de Pan de Azúcar, en Ejido, luego de romper los candados, delincuentes se llevaron las dos únicas computadoras, un televisor, un equipo de sonido, el teléfono y materiales de los niños. "Cuando se acabe la pandemia no conseguiremos nada", denunció la directora Alarcón.

Delincuentes en Mérida no paran

Por su parte, Dayana Véliz, directora del Centro de Educación Inicial Simoncito Antonio José  Febres Cordero, ubicado en El Porvenir de Ejido, en Mérida, indicó que durante junio los delincuentes ingresaron tres veces y se llevaron ventanas panorámicas, bombillos, tuberías, grifos y el regulador de gas doméstico.

Además, señaló que al menos 160 familias se ven afectadas ya que desde el preescolar, prestaban servicio de alimentación a la comunidad. Sin embargo, con el hurto del regulador del gas no tienen posibilidades de cocinar.

Exigen más atención de las autoridades

Igualmente, instó a los organismos policiales de Mérida, que vigilen con más frecuencia las instituciones educativas. De esta manera, evitar que sigan ocurriendo situaciones lamentables, donde los más perjudicados son los pequeños y su proceso educativo.

Por su parte, Yomairi Varillas, representante de un bebé, explicó que es preocupante ya que la institución siempre ha estado abierta a la comunidad.

"Los niños son los más afectados porque este es el espacio donde ellos pasan todo el día. Claro, ahora no por la pandemia. Pero en algún momento vamos a volver a la normalidad y los niños van a encontrar una institución desvalijada".

La cuarentena ha servido para que el hampa se desborde ante la falta de vigilancia policial. Estas denuncias no solo se hacen desde escuelas y liceos. También los espacios de la Universidad de Los Andes (ULA) en Mérida, son frecuentemente visitados por delincuentes que se llevan todo lo que encuentran a sus paso.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados