Nicolás Guerra presenta propuesta de una zona económica especial en el estado Vargas

Foto: Amy Torres

En la noche de este viernes Nicolás Maduro Guerra, hijo del líder del régimen venezolano, anunció la propuesta de una zona económica especial en el estado Vargas. En tal sentido, varias autoridades se concentraron en la entidad costera que busca desarrollar los servicios de turismo y la actividad industrial.

.

La página web de Venezolana de Televisión (VTV) reseñó el anuncio, el cual se realizó pocas horas antes. En el evento participó el gobernador Jorge Luis García Carneiro, el alcalde José Alejandro Terán y Maduro Guerra, quien es candidato a las cuestionadas elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre.

Maduro Guerra informó el 3 de noviembre que se estaba planteando una ley que convierta a Vargas en una zona económica especial. Asimismo, indicaron que buscan legislaciones sobre la protección a la familia, una ley de protección al emprendimiento joven.

En aquella ocasión, Maduro indicó que esperan el apoyo de la cámara empresarial de la entidad para incluir una zona industrial en la propuesta. Según el constituyentista, el objetivo es que se procese materia prima para exportación, a través de la inversión internacional.

“Es crear atractivos, una zona que permita levantar el área de servicios en La Guaira, el área más importante que hay en La Guaira, que sea un estado turístico, tenemos las condiciones”, dijo.

Maduro anuncia tres ejes en el estado Vargas

Maduro Guerra precisó que habrá tres ejes en la entidad, el occidental, el central y el oriental, y en esta última estará la zona industrial. Asimismo, afirmó que una vez se instale la próxima Asamblea Nacional se designará una mesa de trabajo para definir las medidas de la zona económica especial.

En tal sentido, aseguró que el Gran Polo Patriótico “Simón Bolívar” ganará los diputados del estado Vargas. Además, subrayó que desde el Parlamento nacional se insistirá en la importancia de la zona económica para lograr inaugurarla.

Sin embargo, cabe destacar, que una buena parte de la oposición llamó a boicotear las cuestionadas elecciones, producto de la falta de condiciones democráticas. En consecuencia, el Gobierno interino convocó una consulta popular para rechazar los comicios.