«No alcanza ni para una harina»: el dolor de los pensionados venezolanos

La mañana de este 21 de junio hicimos un recorrido por los bancos de Caracas para conocer cómo sobreviven los pensionados con solo 40.000 bolívares. El hambre y el cansancio eran evidentes en adultos mayores que llevaban hasta 7 horas horas esperando por el pago de su pensión, bajo un sol inclemente.

«Ni una harina», fue la respuesta frecuente al consultar a los adultos mayores qué podrían comprar con los Bs. 10.000 que les pagarían en efectivo. Al mediodía de este viernes cientos de pensionados permanecían en las colas sin ver rastro de los nuevos billetes.

A las afueras de un banco en La Castellana, una abuela nos contó que cuando no tienen «lentejas y sal», comen de la basura. En Plaza Venezuela, pensionados relataron cómo un señor se desmayó mientras esperaba para cobrar su pensión.