Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Lo que pasó en Oslo, que se quede en Oslo

«Oslo» bien, o las consecuencias serán las mismas. ¿Entienden? Jugando un poco con las palabras como mi invitada del jueves pasado, no tiene chiste explicar que todo quedó en una mera reunión y que sin resultados, como muchos analistas han afirmado, fueron a ganar tiempo y tapar la realidad del grave colapso de las políticas de Maduro.

Ante la petición, que no entiende ningún venezolano, de no divulgar lo hablado, el “aliado” del pueblo venezolano buscaba un acercamiento de las dos tendencias en disputa.

Unos pretendiendo tapar una realidad ineludible, palpable y tangible que se acrecienta con los días; y por otro lado, los que están agotando los caminos diplomáticos necesarios, escuchando las recomendaciones del mundo ante un clamor que se repite en redes sociales como si se tratase de un post obligado leer.

¡Otra vez nos vendieron! ¡Nos crearon falsas expectativas! ¡Ya no vale la pena seguir luchando! ¡Estoy cansado! ¡Esto se lo llevó quién lo trajo!…

Es incomprensible pensar a estas alturas que Oslo sería la panacea para el alivio del problema. Al parecer, la reunión causó, más que alivio, una inmensa preocupación en el común, y hasta escuché cometarios como “estamos peor que antes”.

El cuento como es…

Noruega expresó su interés de ser un puente mediador entre opositores y oficialistas, eso es plausible, gracias de antemano, muy considerados de su parte al preocuparse por un país de América que está a escasos 8.565 km de distancia. Leído así estamos “cerquita”, leído de otra manera, ¿qué puede interesar a Oslo lo que pasa a casi nueve mil kilómetros de ellos?

Fácil: estratégicamente Noruega tiene relaciones e intereses en Venezuela, negocios que no son nuevos. Recordemos que en tiempos de Rafael Ramírez la empresa Statoil se interesa por la explotación de la faja petrolífera y tiempo después se convierte en Equinor, uno de los mayores abastecedores de petróleo crudo del mundo y un importante proveedor de gas natural para el continente europeo.

Hasta aquí el cuento es normal, las empresas son para eso, para hacer negocios. Pero ¿por qué el interés de sentar en una misma mesa a los dos actores venezolanos en conflicto? Pues no es difícil pensar que el negocio se vería afectado de seguir la pugna. Noruega es accionista de la explotación de la Plataforma Deltana, a las afueras del río Orinoco venezolano, donde tiene nada más y nada menos que el 54 %, siendo así el mayor accionista del gas venezolano.

Por eso deciden hacer valer sus derechos. ¿Y cuál era la forma más saludable de allanar los caminos diplomáticos? Sentando a los ejes en crisis para no perder de ninguna manera el negocio que tan buenos dividendos les ha significado desde los tiempos de Chávez.

Lo que pasó en Oslo, se quedó en Oslo

Por todo esto, hacen firmar un acuerdo de confidencialidad a las partes, donde se les prohíbe comentar lo sucedido en Noruega.

Así que cualquier teoría sería aventurada, cualquier opinión que no sea la elemental – Noruega aboga por sus negocios – queda bajo la responsabilidad del opinador de oficio. Difundir cualquier información sobre la base de especulaciones, a partir de sus intereses oscuros, es seguir imprimiéndole, a la ya cansada vida del venezolano, la hiel de la desesperanza extrema.

Ante el cerco informativo solicitado por el “mediador”, sepan que solo los actores que se sentaron a conversar son los únicos que saben lo que allí se dijo, además del porqué del fracaso de dos encuentros, uno a ciegas y otro cara a cara, según cometan las redes. Pero ojo, también saben hacia dónde vamos, agotado el camino del diálogo.

De manera tal que, especular, culpar, obstinarse por lo que no podemos asegurar, es muy complicado. Para los periodistas, se hace aún más complicado poder explicar a nuestra audiencia que no podemos informar, si para eso estamos.

Si usted está en Venezuela, como siempre, mi sana recomendación es que siga adelante, continúe su vida en la medida de lo posible sin “infoxicarse”, aléjese urgentemente de la gente tóxica, prefiera leer buenos contenidos que noticias preocupantes, trate de prepararse mucho más en áreas no exploradas.

No caiga en el juego de quienes difunden fake news, opte por variar la rutina y deje en Oslo lo que pasó en Oslo, porque ni usted ni yo podemos saber lo que allí pasó.

VALORA ESTE ARTICULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
( 0 votos, promedio: 0,00 de 5 )
Cargando...
- Publicidad-

LO QUE ES TENDENCIA

Milagroso rescate: Un perro sobrevivió a bajas temperaturas tras quedar atrapado en un pozo

Con información de Miami Diario, un perro que estuvo desaparecido durante 43 días a temperaturas bajo cero fue milagrosamente rescatado vivo de un pozo...

¿Qué pasó ayer? La alocada historia del hombre que borracho se cortó el pene y quedó satisfecho con el resultado

20 Minutos reseñó que, la Audiencia de Zaragoza acoge el juicio contra Aarón Jonás B. L., un hombre de 30 años, detenido por amputar...

Desesperante: Durante una hora intentan salvarle la vida a un bebé que sufre accidente en su cuna

Con información de 20 Minutos, la ciudad de Río de Janeiro ha vivido un triste episodio esta semana. Ha sucedido en el barrio de...

¿Por qué fueron detenidos el expresidente del FC Barcelona y otros exdirectivos del club?

El jefe de los servicios jurídicos del FC Barcelona, Roman Gómez Ponti, también ha sido detenido este lunes por los Mossos d'Esquadra, junto con...

Cuarta vacuna anticovid de Rusia promete más de13 años de protección, estos son los detalles

Diario El Mercurio reseñó que la Agencia Federal Médico-Biológica de Rusia (FMBA, en ruso) iniciará en julio las pruebas clínicas de una nueva vacuna...
- Publicidad-

Artículos Relacionados

Ni elefante ni gallina: falso dilema amigo Seguías

Por José Gregorio ContrerasDesde esta columna formulé una invitación a politólogos y estudiosos de la política con el propósito de que un debate lucido,...

El ejemplo de Machiques

Por Juan Pablo GuanipaCreo que es importante rescatar experiencias que nos demuestran que los venezolanos estamos allí, listos para cuando debamos actuar en defensa...

Del Bolívar fuerte al digital

Por César Pérez VivasEn agosto de 2007 entró en vigor el llamado Bolívar Fuerte sustituyendo al tradicional. El 1 de enero de 2008 se...

Vamos a una ruta electoral mientras agenda la marca una política exterior

Por Aníbal SánchezAún cuando la atención de los ciudadanos esté fijada sobre el desarrollo de una política exterior que parece tener pocos cambios con...