Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Mas

    Si no hay ni nube en el cielo que le preste su pañuelo. ¿Quién le va a secar el llanto?

    Por Wilfredo Velásquez

    A veces, cuando la frustración agota las palabras haciéndolas inútiles y el grito rebota sin eco en la sordera de los dirigentes, solo queda el llanto valiente, el llanto que puede engendrar la ira necesaria para responder al agravio, para transformar la resignación en grito de guerra.

    A propósito de la situación que vivimos en Venezuela, cuando pareciera que nuestro Presidente Interino perdió el número telefónico conque se comunicaba con los Estados Unidos y que tampoco le atienden el 911, donde se recurre en caso de emergencias, tomo prestado el verso de nuestro Andrés Eloy, de su “Palabreo de la Recluta” para titular mi artículo y dejo que sea el llanto del pueblo quien hable buscando que la poesía resuene en los oídos de los dirigentes de la oposición y los convoque a un gran esfuerzo unitario.

    LLANTO

    Salpicado de escombros yace el cuerpo con ropaje pobre en medio de la vía

    Roto
    cubierto de olvido
    víctima del desplome y de la caída infinita que marca el futuro de la urbe

    El sátrapa baila jubiloso al borde del precipicio

    Los cadáveres provenientes del naufragio  recalan tristes
    la arena piadosa oculta las antiguas miserias de la huida

    Cubiertos de cieno y de ofensas oficiales permanece su recuerdo en las playas solitarias

    Ni las gaviotas ni los peces rinden homenaje

    en la pantalla la boca babeante del verdugo ríe sin la discreción de las hienas

    Sus naos navegan frenéticas impulsadas por  el último aliento de las victimas ofrendadas al mar
    escaparon sin retorno hacia el sosiego y la libertad perdida
    sus tumbas no conocerán las flores
    no hay para tanta muerte

    Los habitantes primigenios
    los hijos de la tierra
    vuelven al polvo en las fauces carcelarias

    el verdugo que les hiere
    profanó las tumbas de sus ancestros
    robando minerales violó la selva y sus secretos
    a la Guacamaya le robaron el vuelo
    el Tucán temeroso oculta su pico
    el Jaguar guarda su rugido
    la Caribita busca la humedad de la Neblina
    el Caribe disimula su agresividad en la corriente de los ríos que ya no resisten el agravio

    Kamaracupay llora sus muertos
    el Auyantepuy rehúye su mirada

    Lea también  Ruptura 23 de enero

    El habitante primero
    el legítimo dueño
    perseguido en su propia tierra
    resguarda la vida rebasando líneas que demarcan fronteras que no existen
    que nunca existieron

    El verdugo
    depredador insaciable horada las capas más viejas del planeta
    tala  saquea y envenena
    plena la selva de ruidos ajenos que ahuyentan la alegría de las aves
    y la algarabía de las fieras
    profana las entrañas de la tierra
    le roba el áureo brillo
    llena de mercurio sus venas
    contamina

    Nada satisface su codicia infinita

    El hambre preside las mesas traicionadas
    el último suspiro
    solitario y sin dolientes
    escapa de los hospitales
    los muertos mueren de mengua
    las universidades arden en el  fuego voraz de la ignominia
    las antorchas se apagan
    las luces languidecen
    ocultan la moral entre sus fustanes rosa
    comprados en el imperio

    Dos ojos tiene el verdugo
    uno de inquisidor
    el otro de cuervo
    tiene la mirada malévola
    odio y rencor en el pecho
    guadaña
    hoz y martillo
    para repartir
    por igual pesar
    miseria y aflicción

    El tirano marca el paso con ritmo de salsa
    hacia la decadencia y la barbarie

    Lea también  Son necesarios los acuerdos y la negociación política

    Los verdugos
    gesticulan
    lanzan consignas
    marchan  groseros sobre las ruinas
    pisoteando dignidades y robando vida
    brindan con sus copas de sangre
    celebrando el dolor

    El llanto no cesa

    El pueblo gime silencioso y humillado en medio del ultraje
    cobijado por las frías alas del miedo
    rescata en la historia el coraje de los héroes
    para cubrirse de valor

    Los verdugos
    gritan en medio de su danza de horror
    derrochan lujos y vergonzosas opulencias
    oprimen
    torturan
    vejan
    ¡no cesan!
    danzan enloquecidos
    por los efluvios de la muerte
    mientras
    la vida agazapada
    sometida
    busca en los corazones rebeldes
    se traga el llanto
    abraza la esperanza
    se arma de sueños hasta los dientes
    construye chalecos de flores viejas y escudos de cartón

    Cuando el sol limpie de lágrimas sus pupilas
    con el canto y el grito estridente
    se lanzará con la aurora a recuperar la libertad

     

    Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio

    VALORA ESTE ARTICULO
    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
    ( 1 votos, promedio: 5,00 de 5 )
    Cargando...
    - Publicidad-

    LO QUE ES TENDENCIA

    Exsecretaria de prensa de Trump candidata a gobernadora de Arkansas

    La exsecretaria de prensa de la Administración de Donald Trump, Sarah Huckabee Sanders, anunció su candidatura a la gobernación de Arkansas. La mujer aseguró...

    Oficina principal del Saime en Carabobo no estuvo habilitada en operativo de cedulación

    Desde la madrugada de este lunes una larga cola de padres con sus hijos se formó en las puertas de la oficina principal del...

    ¿Cómo debe ser la distribución de vacunas en Venezuela? Francisco Rodríguez lo explica

    La pandemia de coronavirus ya cuenta con más de 123.000 casos en Venezuela, por lo que plan de vacunación es urgente. Al respecto, el...

    "Estamos expuestos al contagio pero necesitamos sacar la cédula de los niños": tachirenses en jornada del Saime

    Sin distanciamiento social, con frío y bajo la lluvia padres y niños realizaron una larga cola en los alrededores de la oficina del Saime...

    Con pernoctas, desinformación y nulo distanciamiento: así fue el proceso de cedulación para niños en Bolívar 

    Padres y representantes se quejaron de las horas al sol en las que funcionarios mantuvieron a niños y niñas que sacarían por primera vez...
    - Publicidad-

    Artículos Relacionados

    Son necesarios los acuerdos y la negociación política

    Por Aníbal SánchezMuchos opositores venezolanos piensan que el gobierno de Maduro no tiene el interés en negociar y que de hacerlo se burlaría de...

    Ruptura 23 de enero

    Por Andrés Raúl Páez / Consultor Jurídico CNPRecientemente los profesores Dres. Fernando Fernández y Tulio Álvarez, ambos aquilatados docentes universitarios, investigadores, defensores de derechos...

    El desafío político: refundar a Venezuela

    Por Marcos Hernández LópezEn Venezuela todos los poderes públicos, con excepción de la Asamblea Nacional (AN), se encuentran conectados directamente con el régimen de...

    Avancemos hacia nuestro propio 23 de enero

    Por Andrés VelásquezConsiderando que en Venezuela se ha instaurado una férrea dictadura tiránica que usurpa el poder, es necesario entender que estamos obligados a...