- -

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Un culebrón revolucionario

Tom Monasterios

Humorista

Los venezolanos fuimos durante la década de los 80 los reyes de la telenovela. Nuestros “teledramas” eran consumidos en todas partes del planeta.  Las historias, con algunas variaciones, eran casi siempre similares: La muchacha humilde y desvalida de buen corazón, que después de ser humillada y despreciada por la familia millonaria, por un golpe del destino (el amor), termina siendo la dueña del imperio que manejaban los prepotentes ricachones que tantos desplantes le hicieron en el pasado. 

Es la historia del teniente Chávez y su lamentable secuela. 

En la fórmula televisiva, la escena final del matrimonio entre la inocente sirvienta y el joven de familia rica es la regla. En nuestra realidad, ese matrimonio entre el “pata en el suelo” de buen corazón (vestido de verde aceituna y boina roja) y la  heredera medio pendeja de la fortuna, llamada en este caso “Puebla”, fue el inicio del evento más desafortunado de nuestra historia: La revolución Bolivariana.

Hay que acotar que competir históricamente con la miseria que dejó la guerra federal,  donde el país quedó literalmente hecho un peladero de chivo, va más allá de la ignorancia e impericia. Esto es ya maldad asesina y psicópata. (y sin guerra de por medio).

El problema de nuestras telenovelas es que nunca nos contaron que pasaba después de que la pobre muchacha, o el sin dientes de buen corazón, llegaban a encargarse de la administración del imperio. 

Los Venezolanos, empecinados en llevar la telenovela a otro nivel decidimos convertirla en nuestro “reality”. La fortuna administrada por el humilde obrero , termina quebrada, esquilmada por turcos, chinos y rusos;  y todos los personajes de la trama quedan mamando y locos. 

Somos víctimas de esa fantasía que tanto difundimos por el mundo y divertido sería si uno fuese extraterrestre, pero esa realidad se traduce en números. Millones de venezolanos viviendo como refugiados bajo la pobreza y el hambre.

Desde el inicio de nuestra civilización, mediante la literatura y las artes en general, la humanidad ha suplicado y fantaseado por esa justicia que nos ha negado el universo. La telenovela no es más que otro exitoso vehículo de difusión con una increíble capacidad de penetración e impacto en la masa ignorante y que articula también esa necesidad genética de ver victorioso al justo y al débil. 

Ahora vivimos la época donde esa masa elige desde la emoción, desde su universo “sensacional” donde el sentido común, los méritos y el aprecio por el conocimiento han pasado a retiro en la selección de los gerentes políticos. La democracia se ha vuelto un concurso de popularidad donde no gana el más apto, sino el que mejor sintoniza con la mayoría. 

Mayoría que salvaría de la crucifixión a Maluma y condenaría a muerte a Mozart sin dudarlo un instante. 

Esta novela, nuestro culebrón, que aparentemente entra en su  etapa culminante (Te lo rogamos señor) ha sufrido un “twist” en la historia que se sale de la fórmula tradicional. Muchos pensamos que la cenicienta roja rojita, el conductor de autobús que ahora maneja el imperio, contaría con la ayuda mágica de un hada madrina chilena que le lavaría la cara y culparía a la madrastra del norte del fracaso de su hermosa revolución, pues “Muchos” nos equivocamos y el hada madrina levantó su varita mágica para propinarle un reporte que será prueba importantísima cuando algún día estos criminales lleguen a ser juzgados en La Haya.

La camarada Michelle no pudo seguir haciéndose la loca y si se fue de Venezuela con alguna duda, los eventos ocurridos a pocas horas de su partida donde el Capitán Rafael Acosta Arévalo apareció asesinado como consecuencia de torturas aplicadas por el estado venezolano y el horror de un menor de edad que quedará ciego de por vida por la acción desmedida a la que ya estamos acostumbrados de las fuerzas de seguridad del estado, serían un par de víctimas más para ser sumadas a la lista de horrores. Un par de números más en esta ecuación sin fin de miseria y dolor.

Al despejar la X, los resultados de la izquierda, del socialismo, de la muchacha humilde y el obrero administrando el imperio son vergonzosos, criminales y ya no hay manera de ocultarlos.

Y justamente son números lo que usted jamás se encontrará en una telenovela. Son aburridos, complicados y enemigos del rating, pero al final de todo será lo que nos permitirá medir el horror y el error que fue elegir a la humilde muchacha desvalida con corazón de pueblo y a su heredero para que se encargaran de la fortuna. 

Al final nadie espera que la protagonista del culebrón sepa de matemática y economía. 

Esa telenovela nadie la quiere ver. No gana elecciones.

No sube cerro. 

@TomMonasterios

 

VALORA ESTE ARTICULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
( 0 votos, promedio: 0,00 de 5 )
Cargando...
- Publicidad-

LO QUE ES TENDENCIA

Buckingham responde a acusaciones de acoso de Meghan Markle

Meghan Markle, quien fuese la duquesa de Sussex, realizó acoso laboral a trabajadores del Palacio de Buckingham, según The Times. La residencia oficial de...

Maduro advirtió que detectaron la variante brasileña del coronavirus en Venezuela

Nicolás Maduro anunció este miércoles la detección de una mutación de coronavirus en Venezuela, la cual es más contagiosa que la cepa original. En...

“El gasoil es insuficiente”: Agricultores exigen envío de combustible a Portuguesa

Los agricultores del estado Portuguesa exigieron a las autoridades pertinentes apoyo para surtir gasoil, en medio de la escasez de combustible que hay en...

La trágica historia del joven de 19 años «que quería gustar a la gente» y murió trágicamente intentándolo

Adam Oakes, un estudiante de 19 años, desesperado por "gustar a la gente", falleció tras participar en una peligrosa broma de iniciación universitaria en...

Barcelona remonta en contra del Sevilla y jugará la final de la Copa del Rey

El Barcelona remontó la eliminatoria ante el Sevilla en la prórroga y se clasificó para la final de la Copa del Rey tras vencer...
- Publicidad-

Artículos Relacionados

6 métodos efectivos que te ayudarán a descansar tu vista mientras trabajas

Por Jacques GiraudNuestra salud visual sufre silenciosamente los embates a los que sometemos diariamente nuestros ojos al estar leyendo durante horas y horas a...

¡Qué fastidio es ser mujer!

Por la Dra. Maryory GómezDesde que comienza la pre adolescencia se comienza a pensar en ese día en el que viene la menstruación. Quizás...

Clases presenciales. Reto socioemocional

https://youtu.be/KAcTgb6oC98Por Óscar MisleHace justo un año el gobierno decretó la cuarentena, una medida necesaria que nos obligó a permanecer en nuestras casas. A medida...

¿Cómo vencer a la apatía condominial en pandemia?

Por Julio César López Galea / Dr. CondominioComo uno de los grandes males de los condominios aparte de la morosidad y la anarquía, resulta...