“Durante la carrera, los invitados pueden lanzar las espadas que obtienen de la caja de artículos para repeler al enemigo y competirán por el primer lugar con Mario y la Princesa Peach para avanzar en el curso”.

La experiencia cambia para cada viaje y, eventualmente, se expandirá a través de un área de Donkey Kong que ya está en proceso de levantamiento. La compañía, pensando en la pandemia, prometió "medidas de mejora de la higiene" y mientras persista planea operar a la mitad de su capacidad. Osaka se ha convertido en un punto de acceso del COVID-19 en las últimas semanas.

Lea también  "Birdwatch", la nueva función de Twitter para combatir la desinformación